Tratamiento Ambulatorio

tratamiento-ambulatorio

Tratamiento Ambulatorio.

Se indica para aquellas personas que recién inician su consumo de drogas, alcohol y otras sustancias perjudiciales para la salud, pero que conservan su trabajo y/o su estudio, que poseen un vínculo familiar estable y desean enfrentar su dependencia a la adicción desde el principio, evitando así mayores consecuencias que dañan su futuro y el de los que los rodean.

Existen dos variantes en este tratamiento

1. Pacientes sin internamiento previo a quienes se les ofrecen  sesiones psicológicas individuales y grupales programadas según la evaluación realizada al consultante, puede ser una o más veces a  la semana, según el acuerdo al que se llegue, también es necesaria  la inducción a los programas de AA y NA.

2. Pacientes con internamiento previo con quienes se lleva un seguimiento a partir de lo trabajado durante el tratamiento a través de sesiones psicológicas individuales y grupales combinadas con la asistencia al grupo de autoayuda esto con la finalidad de dar continuidad a asuntos no resueltos y conflicto personal de valores,  para seguir fortaleciendo la confianza, la autocrítica, la autonomía pero sobre todo el crecimiento espiritual.